Menu

Astillero

20 years of signing up

I signed up for my first email account on Yahoo! just about 20 years ago. I didn’t know what to do with it. None of my friends had one, and the only person I knew with an email was a friend that signed up with me, and we saw each other almost everyday. Data limits back when this was a problem mean that my email archive starts 6 years later, in 2002. I had to delete all previous email to free up space. Looking back at that archive I see friends and acquaintances I’m no longer in touch with, comments and memories from a past self, as foreign to me now as if I was peeking into someone else’s email.

During these 20 years I’ve given up my data to hundreds of companies, websites and services. Along the years these companies have dissappeared, merged, crashed, or grown into multimillion dollar businesses. But what’s common to all of them is that once I signed up for an account, I lost whatever degree of control I had over my personal data. Most of them never offered a way to delete the account, and when they did, they were outright lying, as ownership of my data was a revenue stream and/or an asset they could use in a sale negotiation.

Services like Twitter, Google and Facebook offer the possibility to sign up on external services using their credentials. That is the closer we ever got to a personal data protocol we could use to easily manage the services we sign up for, and we paid a dear price by giving up even more of our privacy to the advertisement industry.

Privacy and the control over personal data is going to become a key civil and digital rights issue in the coming years. While I’m conscious of the danger of having centralized data providers that would become instant magnets for malicious hackers, I think it’s not inherently more dangerous than spreading our data over dozens of services who may dissapear, be sold, be attacked or transfer your data without your knowledge and consent. We need a new architecture that gives us back control over our own data.

Propiedad intelectual y control

Ésta es la presentación de la charla del pasado viernes como miembro de Por Tu Seguridad en el Ateneu Llibertari del Casc Antic de Barcelona, dentro de las Jornadas sobre Control Social.

Podéis ver más en Por Tu Seguridad.

Eventos sobre sociedad de control

Este fin de semana tienen lugar dos eventos sobre sociedad de control en Barcelona. Por un lado el domingo, en la jornada de puertas abiertas de Hangar, tendrá lugar una proyección de vídeos bajo el título El placer como control.

Además, ayer comenzó en el Ateneu Llibertari del Casc Antic unas Jornadas sobre Control Social, en las que estaré participando, dentro del colectivo Por Tu Seguridad, con una charla sobre propiedad intelectual y sociedad de control.

Por tu seguridad en KernelPanic

Esta es la presentación de Por Tu Seguridad que di el pasado viernes en el hacklab KernelPanic, con un breve repaso primero a las razones que nos llevaron a fundar el colectivo: la Sociedad de Control y los dispositivos de control que nos parecen más relevantes. Un diez para la gente de KernelPanic: activos, participativos y muy atentos.

2.4Ghz

El proyecto 2.4Ghz de Benjamin Gaulon usa un receptor inalámbrico para captar señales de vídeo procedentes de cámaras de vigilancia. El proyecto de Gaulon consta de dos fases: En la primera, recorrió diversas ciudades europeas con el receptor, grabando las imágenes que obtenía, recopiladas luego en una serie de vídeos.

La segunda parte era la instalación de receptores en lugares públicos, que desvelaban así la existencia de cámaras de videovigilancia en las proximidades y haciendo evidente la facilidad con la que esas señales pueden ser obtenidas. El nombre del proyecto, 2.4Ghz hace referencia a la frecuencia en la que emiten las cámaras y aparatos de vigilancia doméstica.

Autorretrato de Benjamin Gaulon

Presentación de Por Tu Seguridad

El próximo viernes 23, en el hacklab KernelPanic de Barcelona (La Quimera, C/ Verdi 28) a las 20h. estaremos gente de Por Tu Seguridad dando una charla. Hablaremos de sociedad de control y presentaremos el proyecto, nuestros objetivos, ideas y acciones. También comentaremos el trabajo que otros grupos similares están haciendo por toda España para intentar evitar que la proliferación de dispositivos de vigilancia, visibles e invisibles, en nuestra vida cotidiana se normalice.

Cartel de la charla de presentación en KernelPanic

Viviendo bajo vigilancia

Aún existe un gran número de personas que no se inquieta ante la expansión de la sociedad de control, ante la masificación de la vigilancia. Si no tengo nada que ocultar, si no he hecho nada malo, no tengo nada de lo que preocuparme ¿no es cierto?

En el verano de 2007, Andrej Holm, un activista y sociólogo alemán que trabaja en temas de gentrificación y desarrollo urbano fue detenido bajo acusaciones de terrorismo. La policía y el servicio secreto lo acusaban a él y a otras cuatro personas de ser los autores de los textos del Militante Gruppe, una organización conocida en Berlín por ser autores de daños contra la propiedad (incendio de coches o edificios, pero nunca contra otras personas). Las sospechas contra él se fundamentaban en sus intereses como investigador, su condición de activista, su ideología, y comportamientos “sospechosos” o “conspirativos”: no llevar su móvil siempre consigo o encriptar su email.

La irrupción en su casa la madrugada del 31 de julio de 2007 de fuerzas especiales que se lo llevan detenido, el registro de su casa durante horas mientras su pareja y sus hijos de 2 y 5 años desayunan bajo la mirada de un policía armado, las tres semanas que pasó encarcelado y el reflejo en los medios de la noticia como una victoria policial es sólo el punto de inflexión de una historia que había comenzado muchos meses antes y que aún no ha terminado. Andrej Holm y su pareja Anna Roth son conscientes de estar siendo vigilados en todo momento. Saben que sus emails son leídos, sus llamadas interceptadas, sus movimientos vigilados a través de cámaras y su localización monitorizada a través del móvil. Anne decidió entonces comenzar un blog acerca de su vida bajo vigilancia.

En esta muy recomendable entrada, Anne resume de forma completa todo este proceso que ha transformado sus vidas y su uso del blog como una herramienta de autodefensa y de activismo. Ya que la privacidad es un lujo que no se pueden permitir, exponer públicamente la situación les ayuda a superar el miedo y a generar dudas y cuestiones acerca de la legitimidad y la efectividad de los métodos de vigilancia masiva. Para ellos, ahora la vigilancia y el control son parte de su vida cotidiana.

Internet 2023

Ilustración de Belenzu.

Ilustración de Belenzu.

22 de octubre de 2023 / 20.00 h / Barcelona. Roberto llega a casa. Su padre, Víctor, está en el sofá, navegando por los vídeos deportivos del día. «Papá, ¿dónde estabas tú cuando nos quitaron la libertad?», pregunta el chico.

Internet 2023 es un pequeño artículo de tres páginas en forma de relato que salió publicado en la revista Calle20 en su número de octubre, con ilustraciones de Belenzu. Os lo podéis descargar en PDF: 1,2,3.

15.000 entidades con cámaras de videovigilancia

Según el informe sobre privacidad y protección de datos presentado por la Agencia de Protección de Datos en la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, en el 2008 se alcanzará el número de 15.000 entidades responsables de ficheros de videovigilancia.

Más en Por tu seguridad.

Por tu seguridad

De forma casi accidental me he visto envuelto en un nuevo proyecto: Por tu seguridad, con el objetivo de cartografiar la cada vez más presente sociedad de control en la que nos encontramos.

De momento, el proyecto está articulado en forma de blog y lista de correo, por razones de rapidez y conveniencia: la idea nace de un intercambio informal de emails entre varias personas interesadas en el tema del control, y un blog era la manera más sencilla de cristalizar estas intenciones en un proyecto tangible. A partir de aquí, espero que Por tu seguridad crezca y de pie a más iniciativas y proyectos de resistencia contra la vigilancia indiscriminada y las violaciones de privacidad.

Dentro del colectivo, del grupo de afinidad que hemos creado Por tu seguridad, se encuentran gente y proyectos tan interesantes como addSensor, Destapa el Control, el Club de los Astronautas, Flores en el Ático, Inicios, Mundo Sesgado, Panel de Control (Zemos98) y Versvs. Estar entre ellos, algunos de los cuales vengo siguiendo desde hace ya tiempo, es, desde luego, un motivo de orgullo para mí.

Estoy convencido de que el control y la privacidad son dos temas que merecen, y que podrían tener, una mejor cobertura de la que tienen ya. De hecho, ya me rondaba la cabeza armar y presentar un proyecto similar de beat blog o blog especializado a algún medio, por lo que espero, entre tanto frente abierto, encontrar el tiempo suficiente para aportar ideas y contenidos interesantes a Por tu seguridad.