déjaselo a los profesionales

La nueva realidad mediática en la que los ciudadanos son receptores y productores de información no es una amenaza, sino una oportunidad para el periodismo.