Thursday, 11 September 2008

Cultura de base

Ayer se presentó en Barcelona Cultura de Base, una plataforma que pretende aglutinar el tejido artístico y cultural independiente de Barcelona y presentar un frente común a las políticas culturales de las administraciones públicas.

Durante los últimos años, hemos padecido una falsa política de la consulta y la participación que esconde una falta total de complicidad entre las y los agentes sociales y culturales con las administraciones públicas y los centros de toma de decisión político-cultural y, en consecuencia, con el devenir de nuestra ciudad. Esta desconexión ha tenido terribles consecuencias como pueden ser: la desaparición progresiva de espacios independientes; el cierre de centenares de espacios de creación (estudios, talleres, locales de ensayo, etc.) en especial en el Poblenou (22@); el oscuro proceso de cambio de orientación del Centre d’Art Santa Mónica; el uso con fines políticos de los programas de gran parte de las instituciones culturales; el programa “fabriques per la creació” puesto en marcha sin comprender la realidad cultural de la ciudad; la criminalización de ciertas prácticas culturales relacionadas con el espacio público y otros muchos conflictos todavía abiertos.

Esta plataforma es el resultado de un encuentro que tuvo lugar hace ya más de un año en el que se convocó a los espacios, colectivos y agentes culturales independientes de la ciudad para abrir debates, encontrar puntos de conexión y establecer redes entre los distintos actores. A ese encuentro le siguieron otros más informales y sin mayor continuidad. Además del aumento de conflictos abiertos, ha sido la dimisión forzada del director del Centro de Arte Santa Mónica y el cambio de orientación del espacio el que ha estimulado esta respuesta del tejido arístico y cultural independiente de la ciudad.

Thursday, 21 February 2008

sigue el dinero

Bush y el dinero del petróleo.

Las viejas máximas siguen siendo válidas, y un puñado de datos bien organizados, con una visualización interesante, pueden ser más efectivos que cualquier reportaje. La imagen representa la financiación a la campaña presidencial de George W. Bush del año 2004 proveniente de compañías de la industria petrolífera. Aún más interesante es ver la relación entre la cantidad recibida por John Kerry y la recibida por Bush: 185.000$ frente a 2.650.000$. Cuantos más candidatos y empresas donantes seleccionemos para visualizar en el gráfico, más sangrante es la comparación y más obvio resulta (si no lo era ya) cuál era el candidato favorito del petróleo.

En el gráfico de las elecciones del 2008, para las que aún falta incluso saber los candidatos de cada partido, las cantidades están más repartidas, aunque esta vez las petroleras están apostando a caballo perdedor. Y eso que hacen apuesta múltiple: Giuliani por el lado Republicano (500.000$), y Clinton por el partido demócrata (200.000$).

Vía Information Aesthetics.